Plaza de España de Sevilla

Lo que no te han enseñado (aún) de Sevilla

Al margen de la Giralda, la Catedral, la Torre del Oro y la plaza de España, Sevilla tiene un sinfín de rincones y lugares más desconocidos que pasan desapercibidos para el turista, pero que bien merecen una visita

Una de las muchas grandezas que tiene Sevilla es que no sólo los monumentos y rincones que aparecen en todas las guías turísticas tienen encanto. Ni mucho menos. La capital hispalense está repleta de lugares, muchos de ellos casi desconocidos, que encandilan al visitante. Es parte de la magia que tiene esta ciudad y una de las razones que invita a visitarla una y otra vez aprovechando una buena oferta de hoteles baratos en Sevilla. Algunos de esos rincones están en el casco histórico, pero pasan desapercibidos ante la grandeza de la Giralda o la Catedral, y otros se localizan en algunos de los barrios más auténticos de la ciudad.
La facilidad para alojarse en Sevilla
La capital andaluza es una ciudad que se puede visitar una y mil veces para explorar todos esos lugares más desconocidos gracias a la facilidad para encontrar hoteles baratos en Sevilla. Sin desembolsar mucho dinero, es posible disfrutar de varios días escuchando el sonido de los coches de caballos y oliendo a azahar aunque el alojamiento no se ubique en el mismo centro. Eso no es un problema. La red de transporte público de la ciudad es excelente y, además, todos y cada uno de sus barrios tiene algún atractivo. Vamos a hacer un repaso por esos rincones que seguro que no te han enseñado de Sevilla.
Desde una plaza idílica con naranjos a una calle con techo vegetal
Sorprende saber que uno de esos rincones mágicos de la Sevilla más desconocida se encuentra a pocos metros de la Catedral y la Giralda. Se trata de la plaza de Santa Marta. Allí podremos alejarnos del bullicio turístico del centro histórico para relajarnos en un idílico espacio donde mandan los naranjos, las casas bajas y una cruz que preside la plaza en el centro. Sin alejarnos mucho de aquí, otro lugar que no aparece en la mayoría de guías de viajes es la calle Verde del barrio de San Bartolomé, una angosta y estrecha vía peatonal que posee la particularidad de contar con un techo vegetal que configura una imagen bucólica y con un especial magnetismo.
Devoción y descanso en un parque especial
La arquitectura religiosa ocupa un papel protagonista en Sevilla, pero no todos estos monumentos son los suficientemente conocidos. El Convento de Santa Paula, en la calle del mismo nombre, es uno de esos diamantes que pasan desapercibidos para muchos turistas. Cautiva su fachada en la que se mezclan el gótico, el mudéjar y el estilo renacentista. Asimismo, posee una valiosa colección de retablos y pinturas. No se queda para atrás la Capilla de San José, un tesoro del barroco casi en miniatura en la que no se detienen la mayoría de personas que visitan el caso histórico. El Panteón de los Sevillanos Ilustres, donde reposan los restos de Gustavo Adolfo Bécquer, completa este recorrido donde se mezclan arte y devoción. Y nada como poner el colofón a un día de visita por la ciudad con un relajante paseo por un extraordinario parque como es el del Alamillo en la Isla de la Cartuja. Otra maravilla más desconocida que ofrece la siempre sorprendente y cautivadora Sevilla.
Recomendamos

Planes y hoteles baratos en Sevilla
Imprescindibles selfies en Sevilla
6 sitios que ver en Sevilla
Dónde encontrar chollos en Madrid
¿Qué ver en Bilbao en nuestra visita?
¿Qué hacer en Valencia? 4 planes baratos para un fin de semana
Alicante: 5 razones para ir



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook
href="/es/editorial/article/planes-baratos-en-valencia-3-0290-v4131.shtml" class="btn btn-border uppercase btn-effect" data-xiti="content::article::othercontents&f1=[article]&f2=[article_]&f3=[v4131]"> Más información

Alicante: 5 razones para ir

Hoteles cercanos