Escultura Tío Pepe Domecq, en Jerez de la Frontera

Jerez de la Frontera, una ciudad para todos los gustos

Jerez de la Frontera sabe a vino, huele a los motores que rugen en su circuito, suena a las palmas del flamenco más puro y deslumbra con el baile de sus caballos. Una ciudad para todos los gustos que apasiona y cautiva.

Los romanos usaban tinajas de barro para importarlo y los ingleses quedaron prendados de él desde el siglo XIV. Estamos hablando del vino de Jerez, el sello distintivo de la ciudad desde hace más de 3000 años. Todo en ella recuerda a una industria que, como el buen vino, madura y toma cuerpo con el paso del tiempo. Porque a pesar de llevar tres milenios produciendo este producto, el de Jerez sigue siendo uno de los vinos más exportados de España y un distintivo con un prestigio inequívoco. Sin duda, la enología y las visitas a las señeras bodegas de la ciudad son algunos de los motivos para realizar una escapada a Jerez de la Frontera, pero hay más. Jerez también es sinónimo de caballos. De hecho es sede de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre, lugar en el que la unión del equino y el jinete generan una perfecta sinfonía de movimientos que son en sí una obra de arte. Pero también es flamenco, gracias a un buen número de tablaos que programan espectáculos que permiten conocer mejor el cante y el baile de un arte declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y en medio de la tradición y la solera del vino, el caballo y el flamenco, está el contraste con el rugir de las motos que cada año atraen a miles de personas hasta la ciudad gaditana. Porque Jerez también es motociclismo gracias a un Gran Premio de España envidiado en medio mundo. Son alicientes más que suficientes para tenerla en cuenta en la próxima escapada. Además, la oferta de hoteles en Jerez de la Frontera es variada y adaptada al interés creciente del turismo. No hay excusas, Jerez enamora y cautiva.
Cuatro motivos para enamorarse de Jerez
Aunque a simple vista pueda parecer complicado, es posible realizar un viaje económico a Jerez de la Frontera. En primer lugar, es factible encontrar hoteles baratos en Jerez que no obliguen a hacer un desembolso excesivo en el capítulo del alojamiento, como el ibis Jerez de la Frontera. Pero además, se puede ahorrar en las visitas que giran en torno a los cuatro motivos primordiales para acudir a este rincón de Andalucía.
1. Vino
El producto de la uva es sin duda el principal reclamo de Jerez. Acudir a la ciudad y no catar un fino o un Pedro Ximenez es un pecado. Como también lo es no visitar algunas de las bodegas que se han convertido en pequeños museos con nombres que nos suenan a todos. Tío Pepe, Emilio Lustau, Sandeman, Almocadén o Fundador Pedro Domecq son algunas de las más notables de Jerez. Localizando una buena oferta o contratando una visita en grupo es posible recorrerlas por muy poco dinero y así conocer el proceso de elaboración del vino y acabar realizando una cata.
2. Caballos
Los equinos compiten directamente con el vino por ser los símbolos de Jerez de la Frontera. No son incompatibles ni mucho menos. Ambos enriquecen el encanto de la ciudad y generan una mezcla única en el mundo. Los amantes de los caballos tienen en la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre una cita. Por 6,50 euros es posible visitarla, aunque también existen entradas para asistir a las exhibiciones programadas donde se contempla a los caballos bailar como si fueran miembros de una compañía de danza. Un espectáculo único que solo brinda Jerez de la Frontera.
3. Flamenco
Jerez es la cuna del vino, los caballos, pero también del flamenco. Este arte, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, tiene en la ciudad gaditana el lugar idóneo para sentarse en la silla de madera de un tablao y deleitarse con uno de los espectáculos que se celebran cada noche. ‘La taberna flamenca’ (calle Angostillo de Santiago, 3) y el ‘Tablao del Bereber’ (calle Cabezas, 10) son dos buenos locales para disfrutar de este arte.
4. Motociclismo
Cada año el circuito de Jerez se convierte en la capital mundial de las motos con la celebración del Gran Premio de España de Motociclismo. Miles de moteros de toda Europa peregrinan a la ciudad para hace rugir sus motores y asistir a este acontecimiento deportivo. Un ejemplo de que Jerez aúna la tradición depurada del caballo con el estilo desenfadado y moderno del mundo de las motos. Para acudir a esta cita es imprescindible adquirir las entradas con antelación y realizar igualmente con tiempo la reserva en alguno de los hoteles en Jerez de la Frontera.
Recomendamos

En busca de las mejores playas de Málaga
Lo que no te han enseñado (aún) de Sevilla
Fin de semana con amigos en Granada
Dónde encontrar chollos en Madrid
¿Qué hacer en Bilbao en un viaje de negocios?
Fin de semana en Valladolid en pareja
¿Qué hacer en Valencia? 4 planes baratos para un fin de semana



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook