Unas jóvenes se hacen un selfie ante la torre Eiffel

Imprescindibles selfies en París

En una ciudad como París se pueden encontrar innumerable lugares perfectos para hacer excelentes fotografías, sin embargo, siempre existen rincones exclusivos o lugares imprescindibles que un viajero no puede dejar de inmortalizar en un selfie que deje constancia de su estancia allí. Para esto solo hará falta reservar un hotel barato en París y pasear con el móvil por algunos de los lugares que se recomiendan a continuación.

Los mejores lugares para un selfie
Uno de los puntos más clásicos pero también más espectaculares es, sin duda alguna, la Torre Eiffel. Este espectacular monumento es el icono más reconocido de la ciudad y se caracteriza por contar con un diseño altamente fotogénico que permite crear multitud de composiciones interesantes. Ya sea en un selfie a cierta distancia que muestre la torre al completo en algunas de las vistas más conocidas de la ciudad, como un guiño evidente desde la misma base de la torre o como soporte para conseguir las panorámicas más atractivas desde su punto más elevado, la Torre Eiffel es un aliado imprescindible para los selfies en la ciudad del amor.
Quizá menos conocido que el lugar anterior pero no menos espectacular, la Sainte Chapelle es una capilla de construcción gótica con un magnífico trabajo de vidrieras convertidas en livianos muros. Esta particularidad del lugar permite crear en su interior un juego de luz muy atractivo, que puede resultar único en la composición de una fotografía. La explosión de color y la variación del mismo con los cambios de luz pueden ofrecer una enorme diversidad de selfies resultando especialmente romántico si se realiza en pareja.
También con cierto romanticismo pero con un toque más parisino en el sentido icónico, un visitante que pasee por esta gran ciudad no puede dejar de fotografiarse con la catedral de Notre Dame. Con un estilo limpio y bien definido de aire gótico reconstruido durante el siglo XIX, este impresionante monumento muestra un aspecto de gran belleza que muchos quieren inmortalizar, sin embargo, para encontrar ángulos nuevos cargados de originalidad se recomienda rodear el edificio y apreciar la delicadeza de la construcción en la zona del ábside o en las fachadas laterales. También resulta especialmente interesante contemplar el edificio desde su interior, accediendo a las torres o desde uno de los cruceros disponibles por el Sena tanto de día como de noche.
Estos son solo algunos de los ejemplos imprescindibles entre los miles de rincones que ofrece una ciudad con múltiples caras. Para conseguir el mejor selfie parisino no es necesario un gran equipo o una destacada experiencia en fotografía, tan solo ganas de observar e inmortalizar el paisaje, encontrar hoteles baratos en París y comenzar un viaje cargado de imágenes atractivas.

Fin de semana barato en Paris: la guía de las visitas obligadas
Hotel barato en Montmartre: descubre el distrito parisino
Qué ver en Barcelona
Qué hacer en Madrid después del trabajo
6 rincones de Barcelona que no te puedes perder
8 sitios que ver en Bilbao
Dime qué escuchas y te diré cuáles son tus festivales de música en 2016



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook
cle_]&f3=[v0299]"> Más información

Hoteles cercanos