Vista aérea de Florencia, desde tu hotel ibis

Escapada en pareja a Florencia. 8 rincones imprescindibles para visitar

Florencia es una obra de arte en sí misma. Una ciudad donde cada rincón es una joya que hay que admirar. Por algo es considerada por muchos la urbe más hermosa del mundo y un lugar repleto de romanticismo ideal para hacer una escapada en pareja.

Cuando se realiza una escapada en pareja a Florencia los protagonistas del viaje regresan doblemente enamorados. Además del amor que tengan hacia su media naranja, habrá que sumarle el que empiecen a profesar por la propia ciudad italiana. Porque Florencia enamora, cautiva, encandila y obnubila hasta límites insospechados. Puede parecer exagerado, pero las palabras se quedan cortas para definir el cúmulo de sensaciones que ofrece, la que para muchos, es la ciudad más bella del planeta. Un auténtico diamante en el corazón de la Toscana que parece un museo al aire libre. Por sus calles encontró inspiración el genial Miguel Ángel para regalarnos algunas de las obras más relevantes de la historia de la humanidad. Y lo cierto es que el recuerdo del artista más maravilloso de todos los tiempos se capta cuando nos sentimos ciudadanos de otro tiempo en la Piazza della Signoria, disfrutamos de un romántico paseo por el Ponte Vecchio o nos descubrimos ante la magnificencia del Duomo. Además, Florencia es una ciudad pequeña que se visita fácilmente, y no requiere una escapada demasiado larga en la que haya que desembolsar demasiado dinero. Es posible encontrar hoteles baratos en Florencia como los que ofrece la cadena ibis y que convierten el lujo de conocer la ciudad italiana en un sueño asequible.
Florencia, una ciudad donde el arte alcanza su máxima
Aunque la capital de la Toscana se incluye en numerosos circuitos por Italia con visitas de apenas un día sin hacer noche, lo cierto es que el hecho de contar con un hotel en Florencia y captar la esencia de la ciudad, tanto de día como cuando cae el sol, es una experiencia única. Porque para disfrutar de ella hay que tener sosiego y calma, ya que de lo contrario no se goza en plenitud de estos ocho rincones imprescindibles que una pareja de viajeros no se podrá perder en Florencia.
Ponte Vecchio
Si hay un lugar que rebosa romanticismo en Florencia ese es el Ponte Vecchio. Se salvó de milagro de la Segunda Guerra Mundial y hoy maravilla al mundo gracias a una particular arquitectura donde destacan sus casas colgantes, ocupadas por pequeñas tiendas de joyeros.
Piazza della Signoria
Es el epicentro de Florencia y una plaza donde el viajero realiza un auténtico viaje en el tiempo. En ella sucedieron los grandes acontecimientos de la ciudad y es el lugar donde estuvo ubicado el “David” de Miguel Ángel antes de su traslado a la Academia. Hoy es posible ver una réplica de la excepcional creación, además de poder visitar el imponente Palazzo Vecchio y deleitarnos con las esculturas al aire libre que se contemplan de forma gratuita en la conocida como Logia dei Lanzi.
Galería Uffizi y la Academia
Florencia no se puede entender sin sus museos y en este capítulo la Galería Uffizi y la Academia son dos visitas imprescindibles. La primera aglutina una de las mejores colecciones de arte de todo el mundo con obras de Botticelli, Caravaggio, Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci y Tiziano, entre muchos otros. Por su parte, la Academia brilla por albergar la obra cumbre de Miguel Ángel, el “David”. Acercarse poco a poco a esta escultura a medida que se camina por la sala en la que está expuesta, para finalmente admirarla de arriba abajo, es una de esas sensaciones imborrables que deja Florencia.
Santa Croce
La basílica de la Santa Croce impresiona por su fachada, pero nos invita a navegar por la historia en su interior al recorrer las sepulturas de personajes como el omnipresente Miguel Ángel, Galileo Galilei, Dante, Marconi o Maquiavelo. Impone rodearse del recuerdo de algunos de los nombres más talentosos que ha dado la historia y eso solo lo consigue la ciudad de Florencia y su Santa Croce.
Duomo y Baptisterio
Florencia no sería la misma sin su espectacular cúpula de Brunelleschi que se eleva en el duomo de Santa María del Fiore, un auténtico regalo divino que nos dio arte gótico. Justo al lado de encuentra el baptisterio de San Juan, donde hay que detenerse forzosamente delante de su Puerta del Paraíso.
Piazzale Michelangelo
Muchos habrán visto en imágenes promocionales de Florencia la estampa de la ciudad vista a lo lejos y donde sobresalen, cuan montañas, la torre del Palazzo Vecchio y la cúpula de Brunelleschi. Pues esa fotografía de postal se obtiene desde la piazzale Michelangelo, el mirador más privilegiado de la capital de la Toscana.
Jardines de Bóboli
El arte en Florencia no sólo está en sus museos y en las joyas arquitectónicas que hay en cada rincón, también lo está en los hermosos Jardines de Bóboli, pertenecientes al Palacio Pitti. Se trata del espacio verde más amplio de la ciudad y un lugar ideal para relajarse y disfrutar de esta espectacular creación.
Santa María Novella
Junto con la Santa Croce forman la pareja de iglesias más bellas que nos regala Florencia. Además de su fachada, el interior alberga joyas en forma de frescos y también la presencia del la Crucifixión de Brunelleschi, la única escultura en madera del arquitecto y escultor, que realizó con el objetivo de competir con el Crucifijo de Donatello expuesto en la Santa Croce.
Recomendamos

¿Aún no has estado en Roma? 5 razones para ir
8 sitios imprescindibles que ver en roma
Hotel barato en Fourvière para descubrir los vestigios galorromanos de la basílica
Fin de semana barato en Paris: la guía de las visitas obligadas
Una escapada barata a Londres
Viajar con amigos a Amsterdam
Tailandia low cost



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook
>

Tailandia low cost

Más información

Hoteles cercanos