Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, popularmente llamada

6 sitios que ver en Sevilla

La Giralda, el Real Alcázar, la Torre del Oro y el barrio de Triana son algunos lugares que ver en Sevilla de forma obligatoria y que conoce la mayor parte de la gente que ha visitado la ciudad. Ni que decir tiene que su belleza y encanto están fuera de toda duda, pero existe una parte más oculta que guarda muchas sorpresas. Los que han hecho turismo en Sevilla en más de una ocasión quizás habrán tenido tiempo para descubrirla, pero para la mayoría serán enclaves desconocidos que ayudarán a admirar aún más a la capital hispalense.

Sitios originales que ver en Sevilla
A la hora de visitar Sevilla, una opción inteligente es la de ir a los hoteles que la cadena ibis tiene muy cerca de la estación de Santa Justa. El ibis Sevilla y el ibis budget Sevilla se presentan como dos alojamientos modernos y económicos para poder visitar algunos de los puntos más emblemáticos de la capital andaluza, pero también para descubrir los más desconocidos y sorprendentes. Como para los primeros no hace falta presentación, nos vamos a centrar en esa parte oculta para hacer turismo en Sevilla de una manera diferente:
Judería de Sevilla: por su importancia y simbolismo, el legado árabe de la capital hispalense es el más conocido y reconocido en todo el mundo, pero Sevilla también cuenta con un barrio judío que pasa más desapercibido y que tiene una gran importancia. Los barrios de San Bartolomé, San Nicolás y Santa Cruz guardan parte de las joyas de esta judería. Por poner un ejemplo, el Palacio de Mañara en la calle Levíes posee una espectacular colección de forjas hebreas.
Calle Verde de San Bartolomé: situada junto a la iglesia de San Bartolomé, esta calle es uno de los rincones más singulares y desconocidos que ver en Sevilla. Se trata de una callejuela estrecha y angosta que tiene la singularidad de estar cubierta por un techo vegetal formado por las plantas que cuelgan de los balcones y que le da un encanto muy especial. También tiene sus leyendas, ya que mucha gente no se atreve a transitarla los últimos viernes de mes porque se dice que aparecen fantasmas.
Plaza de Santa Marta: a pesar de encontrarse al lado de la Catedral y de la Giralda, la plaza de Santa Marta no se incluye en las guías turísticas y permanece casi en el olvido. Eso le da un carácter más singular ya que se trata de un rincón bellísimo. Su nombre le viene del antiguo hospital de Santa Marta y es una pequeña plaza con una cruz, naranjos y unas pocas casas bajas. Un lugar solitario que conquistará a todo aquel que lo visite.
Casa de Pilatos: a pesar de la belleza de este palacio y su céntrica ubicación, pocos son los viajeros que lo incluyen en un itinerario de turismo en Sevilla. Combina el estilo renacentista italiano y el mudéjar español y en la actualidad pertenece a la Casa Ducal de Medinacelli. Si su exterior es una maravilla, el interior no se queda atrás. De hecho ha sido escenario de películas como “El reino de los cielos” y “Lawrence de Arabia”.
Parque del Alamillo: aunque es difícil competir con el siempre espectacular parque de María Luisa, el del Alamillo en la Isla de la Cartuja es un lugar perfecto que ver en Sevilla, para los que buscan un paseo relajado y tranquilo por un espacio verde. Se pueden alquilar bicicletas para recorrerlo, ya que es uno de los parques urbanos más grandes de España. Un verdadero oasis para la desconexión.
Capilla de San José: son muchas las iglesias y capillas que destacan en Sevilla por su valor artístico y la belleza de las imágenes que albergan. La capilla de San José, situada en el casco histórico de la ciudad, es una de las más desconocidas a pesar de contar con unos retablos barrocos sencillamente geniales.
Nous vous
recommandons

Planes y hoteles baratos en Sevilla
¿Qué hacer en Sevilla después del trabajo?
Planes y hoteles baratos en Sevilla
Alojarse en un económico hotel de Oviedo
5 planes afterwork que hacer en Málaga
ibis, hoteles baratos en Madrid centro
Un finde con amigos en Barcelona



Partager par email Partager sur Twitter Partager sur Facebook