Vistas del Mercado de la Ribera, Bilbao

¿Qué hacer en Bilbao en un viaje de negocios?

A cualquiera que se pregunte qué hacer en Bilbao después del trabajo o de una reunión de negocios, lo primero que se le viene a la cabeza es ir de pinchos. La capital vizcaína brilla con luz propia en el capítulo gastronómico y la variedad y calidad de sus platos en miniatura cautivan a propios y extraños. Sin duda, recorrer algunas de las zonas más señeras de Bilbao para descubrir estas maravillas es una buena manera de desconectar de la rutina, pero hay otras opciones diferentes y complementarias.

El Bocho, como popularmente se conoce a la ciudad, presume de la vitalidad que registran siempre sus calles y de lo moderna y limpia que luce. No hay tiempo para el aburrimiento y por ello es bueno programar bien los ratos libres con los que se cuenta. Si la ciudad es el destino de una escapada por motivos de trabajo lo ideal es buscar hoteles en el centro de Bilbao. De esta manera se dependerá menos del coche y se podrá disfrutar más de sus encantos. Una estupenda opción es el hotel ibis Bilbao Centro, a solo diez minutos caminando del Museo Guggenheim y cerca del Casco Viejo. Un enclave privilegiado desde el que el viajero se puede mover cómodamente y descubrir qué hacer en Bilbao tras una reunión, congreso o encuentro de trabajo.
Planes afterwork en Bilbao
Aquí van algunas propuestas para que las tardes que tengamos libres sean lo más provechosas posibles:
Tapeo en la calle Ledesma: empezamos por lo más típico de Bilbao, pero en una zona que poco a poco va ganando enteros en el panorama afterwork bilbaíno. La calle Ledesma es peatonal y alberga numerosas terrazas en las que se puede estar tanto en invierno (algunas poseen calefacción) como en verano. Los bares que allí se encuentran conservan su esencia tradicional, pero se han modernizado con espectaculares decoraciones y atrevidas propuestas gastronómicas. Una calle perfecta para potear.
Desconexión en el Parque Etxebarria: como no todo es tapeo y copeo en Bilbao, también hay personas a las que, tras una dura jornada de trabajo, les apetece desconectar en un pulmón verde o hacer un poco de running. El parque Etxebarria por su amplitud y tranquilidad es un lugar idóneo para ello. Además ofrece unas magníficas vistas de la capital vizcaína.
Terraza del Yandiola: a solo tres minutos caminando del hotel ibis Bilbao Centro se encuentra uno de los enclaves más selectos y mágicos de la ciudad. Situada en la última planta del edificio de La Alhóndiga, La Terraza del Yandiola está cuidada hasta el más mínimo detalle para deleitarse con un gin-tonic o con uno de sus muchos cócteles. Todo ello con una banda sonora muy relajada que hará olvidar el estrés de la jornada.
Paseo y copas en el Campo Volantín: además de ser un paseo excelente para caminar junto a la ría si el tiempo lo permite, también existen varios locales muy interesantes para disfrutar de un combinado preparado con mucho mimo. En el Campo Volantín se encuentra por ejemplo The Boar, que fue de los primeros afterwork que se abrieron en Bilbao.
Perderse en el Casco Viejo: todo aquel que viaje a Bilbao no puede dejar de visitar su Casco Viejo. Es la esencia de la ciudad y un enclave con una vitalidad desbordante. Lo mejor es perderse por su entramado de calles y dejarse seducir por algunos de sus bares de pinchos más tradicionales.
Fiesta en Mazarredo: los más marchosos tienen una cita en los bares y pubs de la zona de Mazarredo. Copas y buena música para todos aquellos que tengan más aguante y no se conformen con disfrutar de un gin-tonic, sentados en una mesa.

8 sitios que ver en Bilbao
¿Qué ver en Bilbao en nuestra visita?
Turismo Bilbao: cosas que hacer en esta increíble ciudad
Planes y hoteles baratos en Sevilla
Alojarse en un económico hotel de Oviedo
Qué hacer en Madrid después del trabajo
Cosas que ver en Barcelona



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook